jueves, 24 de julio de 2014

"Donosti es

 elegancia, respeto, civismo y la creencia (fe, más bien) de que aún merece la pena susurrar “buenos días” ante un extraño. De que existe un mundo donde las cosas son (siguen siendo) como San Sebastian,,,,,siempre imaginamos debieron ser".

 http://www.traveler.es/viajes/placeres/articulos/recordando-san-sebastian/5378

el salitre inunda de belleza cada rincón de esta ciudad imposible. Creo que fue Manuel Vicent quien dijo aquello de “un hombre está acabado cuando la belleza lo pone triste”.
¿Cómo no amar San Sebastián?


...una declaración de amor, sin medias tintas, dedicada a una ciudad única.

1 comentario:

  1. Di que si. No hay nada como un paseo empezando por Riberas de Loyola, seguir la ria y acabar en el peine de los vientos por las playas.

    ResponderEliminar

Translate